Villa Taggiasca

Villa Taggiasca

Música.

Villa Taggiasca es la más grande y majestuosa del Poggio. Desde su posición domina el panorama y se recorta soberbia sobre todo el Golfo.

Inmersa en el parque privado de más de 2.000 metros cuadrados, ha sido estudiada para satisfacer cualquier exigencia de lujo y comodidad y para ser una verdadera casa de ensueño.

Pasando la cancela, la avenida de Villa Taggiasca lo conducirá a una experiencia inolvidable.

Los olivos centenarios que rodean la piscina de 85 metros cuadrados hacen aún más encantadora la zona solárium sobre la cual se asoma el lado oeste de la Villa. Gracias a su envidiable exposición, la piscina tiene sol ya desde las primeras horas de la mañana y desde aquí podrán admirar la salida del sol al amanecer, experimentando una emoción indescriptible.

Villa Taggiasca está distribuida en tres niveles. En planta baja hay una gran sala de recepción, concebida para impresionar: dos portones y tres grandes ventanas hacen penetrar en su interior toda la luminosidad del Poggio y llevan el mar dentro de la casa. Al costado del salón, la sala comedor, con acceso directo al parque le permitirá recibir a sus huéspedes en un ambiente elegante, no obstante esté inmerso en una área rural. La comunicación directa con la gran cocina facilitará un impecable servicio de mesa.

En el mismo nivel encontramos también un estudio para disfrutar, según las preferencias de cada uno, dos elegantes baños para los huéspedes, una zona office en la cocina, un local accesorio flexible que se puede utilizar para diferentes propósitos.

Subiendo la importante escalinata se llega al piso superior, dedicado a la zona dormitorio. El  dormitorio principal da a la enorme terraza sobre el Golfo, verdadero orgullo de Villa Taggiasca. Desde aquí se pueden admirar las ininterrumpidas vistas panorámicas desde el promontorio de Portofino, al mar, hasta el levante.  La misma suite tiene un amplio vestidor y un cuarto de baño privado.

La zona dormitorio está compuesta por otras tres habitaciones matrimoniales, cada una con baño privado, de las cuales una se asoma a la terraza como la suite principal y dos tiene un acceso íntimo y privilegiado al parque.

En fin, Taggiasca, es lujo al estilo puro. Es belleza, elegancia, prestigio y sobriedad al mismo tiempo.

Es difícil encontrar algo que le falta: para dar cabida a su colección de coches antiguos, está equipada con un amplio espacio para aparcamiento subterráneo de 84 metros cuadrados.

Villa Taggiasca

Villa Taggiasca
Villa Taggiasca